Jorge esquinca



Keywords: jorge esquinca
Description: Recuerda los altos muros encalados del sanatorio. Nubes gordas y la altiva cresta del sol en los corrales del verano. Las voces chillonas de las enfermas, pálidas sirenas de historieta. Nadie

Recuerda los altos muros encalados del sanatorio. Nubes gordas y la altiva cresta del sol en los corrales del verano. Las voces chillonas de las enfermas, pálidas sirenas de historieta. Nadie mejor que él recuerda los días que se continuaban como una línea de tiza en el pizarrón de su delirio. La tonada de una canción ranchera que silba cuando cree que nadie lo escucha. O cuando está contento, como esta mañana. Cielo azul y muros blanqueados. Estira sus ramas que relumbran como un pensamiento, mira hacia abajo para estrenar la nueva altura de su tronco. Hunde con firmeza los pies en la tierra recién regada y un cálido vapor toca su frente. Hoy como nunca puede sentir la circulación misteriosa de la savia. En el bolsillo de su camisa duerme un pájaro.

Para construir un Taj Mahal hay que comenzar por lo que no se ve. Falta reunir las noches de alta fiebre, el celo de la pantera, el casto deseo de la crisálida. Faltan ríos, pantanos, restos de naufragio. Faltan voces, clamores de hospital, el fatigado rumor de las tropas que regresan diezmadas. El reflejo de una hoguera en los escudos, la plegaria del cobarde en el segundo que precede a la batalla, la mueca del traidor, el tabaco liminar del fusilado. Falta el sol que se dilata en el aguamanil, la luna sigilosa tras la higuera. Los reinos giratorios del coraje, los pozos de la vergüenza, el cepo de los remordimientos. Días repletos de nubes y de niños, de brújulas y pájaros, vestigios del paraíso confiscado. Falta la levadura de la música, los purgatorios del alcohol, las reticencias del ángel. Tardes amplias como un azoro de muchacha. La tejedura de la pasión, hiedra del instante. Falta desaliento, sangre, vértigo. Para construir un Taj Mahal es preciso comenzar ahora, mañana será siempre demasiado tarde.

No sabría decir que todo comenzó con la visión de una espada —ya no distingue ahora, traspasada por ráfagas, oriente y poniente, zenit y nadir, dentro y fuera —arrebatada de sí, en plena ascensión, nada sabe de la fiesta —toda ella es un sí del vértigo, una sílaba —va más allá de no sé dónde, pero va cierta —va subiendo por climas como andamios, por escalas de puro latín —va de egipcia, de azafata, de calandria —el martirio es un país al que llegó de paso —el fuego le tendió una cama y se olvidó de corre, ve, dile —se hizo un solo mensaje ensimismado —giratoria, desgreñada, púber, se ha vuelto flor de pasmo —y va que vuela.






Photogallery Jorge esquinca:


tesquinca2.jpg


Las Voces del Silencio: JORGE ESQUINCA


Metropoli San Luis  Presentacin del libro Teora del campo...


Usuarios de Twitter denuncian censura a Too Esquinca  Publimetro


Conversation and Film Screening with Jorge Esquinca and Oswaldo ...


Una juventud sin crtica a la sociedad, no tendra ningn sentido ...


bernardoesquinca.jpg


Boletin 560 mircoles 16 de septiembre de 2009


Jorge Negrete, cantante y actor mexicano del cine de oro. | Cine ...


Quiero representar a los tuxtlecos en el Congreso del Estado ...


Xalapa en Cocktail | El Dictamen


Renn Moreno hace su reality por Facebook  Publimetro


Qu' esto y que l'otro... salud! de Toms Urtusstegui


El desapego  Publimetro


Piden celebrar en Argentina el "Da del hijo de puta"  Publimetro


Renn Moreno hace su reality por Facebook  Publimetro


Finjo que no has visto el mar y otros poemas | OtroLunes 35


DESCRIPCION DE UN BRILLO AZUL COBALTO - JORGE ESQUINCA, comprar el ...


Noticias | Planeta de libros Mxico | Pgina 2


tesquinca3.jpg


Sector 7-G: octubre 2010